Bola de musgo es la traducción al español de su nombre original japonés “kokedama”. Esta técnica es utilizada para obtener plantas ornamentales en una pequeña o gran bola de musgo.

Está compuesta por diversos tipos de tierra que permiten moldear, formar la bola y al mismo tiempo servirán para retener el agua que ayudará a mantener la humedad para el musgo y para las plantas.

En esta maceta orgánica podemos incluir cualquier planta o arbusto, siempre que las necesidades de la planta sean de interior y con la necesidad de luminosidad, pero no sol directo.

Este sistema requiere mucho menos mantenimiento y cuidado que las plantas en macetas, se riegan más esporádicamente sumergiendo la bola completamente en un cubo con agua, un par de minutos, hasta que deje de salir burbujas del interior, en ese momento está completamente impregnada de agua, es allí donde se le agregará el abono líquido que necesite, luego se la deja escurrir el excedente y posteriormente se la devuelve a su lugar en un plato, madera, laja o incluso colgarla.