Sales Purificantes

8,00 IVA Incluído

Las sales purificantes contienen romero, arcilla verde, caléndula y eucalipto. Aportan grandes beneficios para nuestra piel y nuestro cuerpo ya que se encargan de movilizar la circulación sanguínea, con lo cual mejora tanto la retención de líquidos como la celulitis.

El magnesio y el sodio nos permiten eliminar de una manera eficaz las toxinas, aparte de su gran poder cicatrizante. Las sales purificantes llevan sales como la guerande contiene además de sus beneficios como sal, una carga extra de arcillas minerales y oligoelementos.

Ayuda en la lucha contra la fatiga, el cansancio y los dolores musculares, desintoxica y purifica nuestra piel.

Gracias a la acción circulatoria del aceite de romero y las propiedades desintoxicantes de la arcilla verde.

10 disponibles

SKU: SalPur01 Categorías: ,

Descripción

Las sales purificantes aportan grandes beneficios a nuestra piel y nuestro cuerpo, ya que se encargan de movilizar la circulación sanguínea, con lo cual mejora la retención de líquidos.

El baño con sales crea un medio idóneo para relajar el cuerpo, la mente y el espíritu.

Están compuestas por sustancias solubles inorgánicas que se agregan al agua, para mejorar los efectos del baño, además ayuda a equilibrar la piel y facilita la desintoxicación del organismo.

Desde tiempos antiguos ya se conocían los beneficios que tenían los baños termales  con sales. Sus efectos terapéuticos tanto a nivel físico como emocional.

También los efectos del mar que producían sobre los seres humanos, por su gran contenido de minerales como el calcio, hierro, potasio, yodo y magnesio.

Existen muchos tipos de sales para este propósito, sea cual sea el tipo de sal que utilicemos, es un buen motivo para un baño y seguro que nuestro cuerpo lo agradece.

Hoy, desde Jazmín en flor te ofrecemos esta antigua terapia, para tenerla en casa con una armoniosa combinación de sales, aceites esenciales, plantas y flores.

Para poder disfrutar  de una magnifica experiencia de efectos beneficiosos sobre nuestro cuerpo y nuestras sensaciones.

USO TERAPEUTICO

En la superficie cutánea se produce lo que se conoce como osmosis gracias a la combinación del agua caliente y las sales.

Consiste en un intercambio por el cual nuestro cuerpo «absorbe» los minerales de la sal en forma de iones produciendo una renovación de los mismos en nuestro organismo por medio de la estimulación en la producción de células vivas.

La sales de baño tienen un amplio y conocido efecto desintoxicante para el organismo y activador de la transpiración.

Equilibra los puntos débiles desde el punto de vista bioenergético y el flujo de energía del cuerpo se activa.

Aunque cualquier persona puede disfrutar de un baño de sal, resulta especialmente recomendable en las siguientes situaciones:

Un baño con sales es una manera natural de desinfectar la piel. Al ser rica en magnesio y sodio, estas ayudan a la eliminación de toxinas e impurezas, estabilizando el metabolismo corporal.

La sal marina resulta excelente para combatir la retención de líquidos en los tobillos, muslos, y rodillas.

El contacto de la sal marina en el baño tiene propiedades antibacterianas, que ayuda a desinfectar y permite una mejor cicatrización de las heridas, previniendo cualquier tipo de infección.

La sal marina también acelera el proceso de coagulación de la sangre y la cicatrización.

El baño con sales marinas hidrata la piel en profundidad, ya que al estar mezclada con aceites esenciales, aceites o mantecas, añaden propiedades emolientes que regeneran la piel, la nutren e hidratan por completo.

La sal marina sobre nuestra piel es un exfoliante natural para todo tipo de piel.

Además ayuda a la eliminación de las células muertas e impurezas que puedan acumularse en los poros.

El acné se produce por un exceso de aceite natural o sebo producido por las glándulas sebáceas de los poros de la piel.

La sal marina, en este caso, ayuda a remover las impurezas de la piel y limpia en profundidad.

Mejora la circulación debido a que la piel absorbe minerales como el zinc, calcio, potasio entre otros, alimentando la sangre con nutrientes que la harán funcionar de mejor manera.

El contenido de magnesio en las sales, como la sal del mar muerto o Epsom, consigue humectar la piel de forma natural, ya que pueden ser mejor absorbidos por los poros.

Potasio, magnesio y bromuro son minerales son de gran ayuda para mitigar los dolores óseos y musculares.

Otras afecciones  a las que ayuda son los calambres musculares, relajando y liberando las tensiones, esto nos ayuda a combatir el insomnio.

Un baño con agua caliente y sales purificantes nos ayudan a combatir la gripe gracias a la apertura de los poros por donde salen las toxinas y penetran los oligoelementos y minerales. Abre las vías respiratorias y nos hacen respirar mejor.

Nos ayudan también a combatir los problemas de piel originados por la psoriais y la dermtitis, cicatrizando y nutriendo la piel.

Los minerales también nos ayudan a combatir la artritis, artrosis.

Ingredientes de las sales revitalizantes

Sal marina, sal rosa del Himalaya, sal Guerande, aceites esenciales, aceites vegetales y mantecas, bicarbonato de sodio, leche en polvo.

SALES PURIFICANTES

Romero y Arcilla Verde / Caléndula y eucalipto.

Aportan grandes beneficios para nuestra piel y nuestro cuerpo ya que se encargan de movilizar la circulación sanguínea, con lo cual mejora tanto la retención de líquidos como la celulitis.

El magnesio y el sodio nos permiten eliminar de una manera eficaz las toxinas, aparte de su gran poder cicatrizante.

Las sales purificantes llevan sales como la guerande contiene además de sus beneficios como sal, una carga extra de arcillas minerales y oligoelementos.

Ayuda en la lucha contra la fatiga, el cansancio y los dolores musculares, desintoxica y purifica nuestra piel.

Gracias a la acción circulatoria del aceite de romero y las propiedades desintoxicantes de la arcilla verde.

Información adicional

Peso .500 kg
Facebook
Twitter
Follow Me
Instagram
error: Contenido protegido
×

Hola!

Chatea por WhatsApp o envíanos un e-mail a tienda@jazminenflor.com

× ¿Podemos ayudarte?